Ciencia

Venezuela: Mujeres en la ciencia y la tecnología

Venezuela: Mujeres en la ciencia y la tecnología - Ciencia

En 2017, la Fundación Editorial el perro y la rana publicó en formato digital el libro “La otra: el mismo. Mujeres en la ciencia y la tecnología en Venezuela”. El texto hace parte la colección DeGéneros, que visibiliza reflexiones en torno a temáticas como el feminismo, la sexo-género diversidad y las nuevas masculinidades.
 
A su vez, y dentro de esa colección, el libro forma parte de la serie DeConstruir, que pone en cuestionamiento las bases de la cultura patriarcal al exponer los diversos puntos de vista de las luchas contra la violencia, la dominación, la discriminación y la explotación.
 
El libro es compilado por Hebe Vessuri y María Victoria Canino. Vessuri es una antropóloga argentino-venezolana, investigadora emérita del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y una conocida académica en el campo de los estudios sociales de ciencia y tecnología en América Latina. Por su parte, Canino es una socióloga venezolana y actualmente es jefa del Centro de Estudios de la Ciencia del IVIC.
 
Con 10 capítulos, el texto también cuenta con contribuciones de las sociólogas venezolanas Rosa Bolívar, Ana Castellanos y María Alejandra Aray, quienes abordan situaciones como la dinámica de lo público y lo privado de las profesoras de la escuela de ingeniería mecánica de la Universidad Central de Venezuela (UCV), el caso de las mujeres pobres y/o de sectores populares como generadoras de conocimiento para el desarrollo socio-económico, y el trabajo de las mujeres en las industrias del plástico y del agua.
 
En su prólogo, el libro cita un profundo pasaje de El segundo sexo, escrito por la filósofa y feminista francesa Simone de Beauvoir, que cito a continuación:
 

“No se nace mujer: se llega a serlo. Ningún dato biológico, psíquico, económico, define la imagen que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; el conjunto de la civilización elabora este producto intermedio entre el macho y el castrado que se suele calificar de femenino. Solo la mediación ajena puede convertir un individuo en alteridad”.

 
Debo decir que el libro de Vessuri y Canino no es, stricto sensu, un libro feminista; es más bien una contribución a los estudios de género o estudios de la mujer, una forma despolitizada -a mi parecer- del feminismo y/o una forma de introducir tímidamente (o tácticamente, quizá) el feminismo en el mundo académico, evitando la furia de la academia patriarcal (porque, hay que decirlo, el mundo académico es hegemónicamente masculino y masculinizado).
 
Los trabajos que allí se presentan fueron elaborados entre 1998 y 2008. Algunos son los resultados de trabajos finales de grado a nivel de licenciatura y maestría; otros son producto de la colaboración académica entre el IVIC, la UCV y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés).
 
Algo que me encanta de este texto y que es la principal razón por la cual lo recomiendo es serio y detallado trabajo metodológico de levantamiento, registro, sistematización, procesamiento y análisis de la información recabada para ofrecernos un panorama de la situación de la mujer en la ciencia y la tecnología que se hace en Venezuela. Eso da una robustez incuestionable a los argumentos allí expuestos.
 
Siendo su intención explícita el ofrecer insumos que sirvan para el diseño de políticas públicas que atienda las inequidades existentes en este ámbito específico de la sociedad, debo decir también que es poco lo que se ha hecho al respecto, y eso que contamos en nuestro país con un Ministerio de la Mujer. No obstante, y para evitar esas posiciones que tienden a botar al niño/niña con el agua de la bañera, ello no significa que dicho órgano no haya posibilitado algunos avances en las reivindicaciones históricas de las mujeres, pero sigue siendo mucho lo que queda pendiente. Entiendo que el Estado-nación moderno es, en sí, una estructura eminentemente patriarcal, pero ello no excusa las debilidades institucionales para articular las diferentes expresiones del feminismo venezolano. Si algo me ha mostrado el feminismo es que es un movimiento en el que también existen tensiones político-ideológicas fuertes (liberales/conservadoras, de derecha e izquierda, socialistas/burguesas, blancas/negras, Norte/Sur global, heterosexuales/lesbianas, etc.), pero que logran ponerse en paréntesis cuando se identifican puntos comunes que permiten logros equitativos y avances importantes.
 
Cierro esta breve reseña con otro pasaje, en esta ocasión de las compiladoras del libro, Hebe Vessuri y María Victoria Canino:
 

“No hay destino manifiesto alguno que condene y confine a la mujer a realizar uno u otro rol. Si bien nos queda mucho por hacer, las investigaciones aquí presentadas representan pequeños grandes pasos en esas búsquedas por otros mundos posibles. Las luchas por la paridad de género llevan implícito un imperativo ético-político para estos tiempos de cambios civilizatorios: somos iguales porque somos diferentes. Esa igualdad en la diferencia es lo que entendemos como equidad”.

 
Pueden descargar el enlace aquí: http://www.elperroylarana.gob.ve/wp-content/uploads/2016/12/la_otra_el_mismo_mujeres_en_la_ciencia_y_la_tecnologia_en_venezuela.pdf
 

Lea también:

 

Feminismo: ¿igualdad o equidad?

Impacto De Las Actividades Extractivas En La Vida De Las Mujeres

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ma-jokaraisa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.