Ciencia

Venus, ayer y hoy



Venus, ayer y hoy - Ciencia

Según un estudio del Instituto Goddard de la NASA para estudios espacio (GISS), publicado en la revista Geophysical Research Letters, Venus pudo haber tenido un océano de agua y condiciones aptas para algún tipo de vida hace dos mil millones de años.

 

Un día en Venus equivale a 117 días terrestres, lo que unido a su mayor proximidad al Sol (recibe de un 30 a un 40 por ciento más de radiación solar que la Tierra)  hace que la evaporación sea mayor y se genere mayor cantidad de nubes que ejercen un efecto invernadero, elevando la temperatura del planeta.

 

Los científicos siempre han teorizado que Venus se formó a partir de ingredientes similares a los de la Tierra, pero siguió un camino evolutivo diferente. Las moléculas de vapor de agua fueron descompuestas por la radiación ultravioleta, y el hidrógeno se escapó al espacio. Sin agua en la superficie, el dióxido de carbono se acumula en la atmósfera, lo que lleva a un efecto invernadero capaz de crear las condiciones actuales.

 

«Muchas de las herramientas que utilizamos para estudiar el cambio climático en la Tierra pueden ser utilizadas también para estudiar el clima en otros planetas y hacer prediciones de cómo pudo ser en el pasado o lo será en el futuro”, ha declarado el investigador del GISS, añadiendo que “nuestros resultados muestran que Venus pudo haber sido un lugar muy diferente de lo que es hoy».

 

Actualmente Venus tiene una atmósfera de dióxido de carbono, una presión atmosférica equivalente a la que encontramos en la Tierra a 900 metros bajo el mar, una temperatura en su superficie en torno a los 462º C.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Palabras Inefables

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.