Anuncios
Cine y Televisión

Verónica Castro Y Jorge Martinez, Tras Su Apasionado Romance En Los 80’s, ¡ahora No Quieren Ni Verse!

Verónica Castro Y Jorge Martinez, Tras Su Apasionado Romance En Los 80’s, ¡ahora No Quieren Ni Verse! - Cine y Televisión

Verónica Castro y Jorge Martinez se conocieron en 1982, cuando ella llegó a Argentina por primera vez para grabar una telenovela: “Verónica, el rostro del amor”.

Desde el principio, y a pesar de no ser Jorge el protagonista principal de la historia, la relación entre ellos hizo correr ríos de tinta. Ella soltera, con dos hijos que le esperaban en México, al cuidado de su madre; él acaba de terminar con su última esposa, Titi Rodriguez, con quién tenía un hijo de meses.

Verónica declaro hace pocos años que Jorge enseguida empezó a ser muy simpático con ella desde el primer momento, ella, que estaba sola en un país en el que nunca había estado, se dejó querer. “Fue un espejismo”, dijo.

Incluso el hijo mayor de Verónica, el hoy famosísimo cantante Cristian Castro, que entonces tenía unos siete años, fue a pasar una temporada con su madre desde México y se rumoreó que no le sentó nada bien la nueva relación de su mama (si el titular que acompaña a la foto que podemos ver un poco más abajo es cierto, desde luego que no deja lugar a dudas): Impidió con berrinches que durmieran juntos los días que él estuvo allí y pidió a los pocos días que lo regresaran a México, con su hermano pequeño y su abuela.

A pesar de este inconveniente la relación entre ellos parecía idílica, salieron fotografías de su nidito de amor, de ellos llegando de lo más amoroso a las grabaciones… Se llegó a hablar de boda incluso.

 

                                                                               Verónica y Jorge, boda, solo en la ficción.

Una de las mayores polémicas de esa época fue el ascenso de Jorge a galán principal de la telenovela, mandaron al personaje del que anteriormente ostentaba ese título a un coma que duró hasta el final de la historia y se lo quitaron de encima. Evidentemente, ésto no sentó nada bien al actor Germán Krauss, que era quien lo interpretaba. No hace muchos años se despachó a gusto en un programa de televisión contra Verónica Castro, de quién dijo que “era jodida y hablaba mal de los Argentinos”.

Para aprovechar el tirón, incluso llegaron a interpretar una obra de teatro, con la que recorrieron Argentina. Se tituló “Los amores de Verónica”, muy apropiado.

De repente, todo se terminó. Verónica volvió a su país, y aunque siguió yendo y viniendo, para protagonizar otras producciones, no quería ni verlo.

Nunca se llegó a saber con exactitud lo que pasó, hubo muchas especulaciones. Verónica había sido bastante discreta con el tema hasta el momento. Pero hace unos meses, con motivo del estreno de “La casa de las flores”, la serie para Netflix en la que participó, al preguntarle por él en una entrevista dijo que era un abusivo, un vividor, un mantenido y por si eso fuera poco dijo que era “feo, feo, muy feo”, que nunca estuvo enamorada realmente y que lo suyo solo duró tres meses, el tiempo que tardó en grabarse la novela.

También contó el gran desengaño que sufrió con el actor: Lo encontró en un restaurante con la mujer de la que se suponía que se estaba divorciando. Verónica le reclamó y Titi, la esposa, dijo que todavía estaban casados. Verónica ató cabos: Jorge estaba aprovechándose (en combinación con su esposa) de ella y tenía un plan para “dejarse caer” por México y lanzar su carrera por aquellas tierras, gracias a la gran fama de ella por allí y al a polémica. La venda se le cayó de los ojos de la peor manera.

La otra versión de la historia.

Al preguntarle por estas polémicas declaraciones, Jorge decidió, en un principio, dar la callada por respuesta, alegando que es un tema del que no quería hablar.

Pero hace solo unos días ha dado su versión de la historia diciendo que, tras la fiesta de despedida de la telenovela, en 1982, fue Verónica la que le ofreció irse a México con ella y él le dijo que no, que sin trabajo asegurado no se iba a arriesgar. Que ésto sentó fatal a Verónica y todo acabó mal. Añadió que tal vez a Vero lo que más le molestó fue que protagonizo una producción en México con su “rival” Lucia Méndez. Aunque esa telenovela, titulada “El extraño retorno de Diana Salazar” fue grabada cinco años después, en 1987.

Jorge terminó declarando que no entendía a qué venía remover una historia tan vieja y que se cruzara con ella en la calle no la saludaría.

Quién se lo iba a decir a ellos en 1982.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Scarlett O'Hara

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información