Sociedad

Vespino, El Ciclomotor Que Inundo Mi Barrio

Vespino, El Ciclomotor Que Inundo Mi Barrio - Sociedad

Piaggio; es un apellido italiano fuertemente ligado con la cultura española de los años ochenta. Aquellos míticos años ochenta, que en España podrían ser comparados con los años sesenta de los Estados Unidos, tanto por su transcendencia como por la tormenta cultural que se desato.

Si en los Estados Unidos tienen como referente de los sesenta el festival de Woodstock, aquí en España tenemos como referente de los ochenta la movida madrileña. Y si en los Estados Unidos tienen como referencia cultural a nivel de vehículos a los Cadillac; aquí en España tenemos como referente de los ochenta a una creación de Enrico Piaggio que, además este año 2018 esta de cumpleaños. Este año cumple cincuenta años el ciclomotor mas celebre que ha existido en España; el Vespino.

      Un vespino tras muchos años de servicio

Cuando yo era un chaval de pocos años, era fácil ver alguno en los talleres de motos en el Barrio de Salamanca; mi barrio. Eran los ochenta y si tenias un Vespino eras casi el elegido de Dios, o del diablo; según los padres de tus amigos. Subido a un Vespino eras más alto, más guapo y las chicas te veían mucho mejor. Por el contrario, no tener uno te aseguraba la invisibilidad. Eras un motero chulo; nunca llevabas el casco o parecerías el pringado del barrio; si total; ni en las motos grandes era obligatorio.

Había trucos, claro está, era Madrid y eran los ochenta. Podías pedirle el Vespino prestado a algún amiguete, o el que usabas más a menudo, pedirle a ese amiguete que te llevara; porque muchas veces que tu amiguete te dejara el Vespino no era cosa fácil. Siempre estaba el miedo a que le dieras un golpe a algo o que no lo cuidaras como tu amigo esperaba que lo cuidases, ya lo dije antes; siempre podías ver al menos un par de ellos al pasar por delante de cualquiera de los talleres de motos en el Barrio de Salamanca, pero poco importaba que fueras piloto o pasajero. Lo principal e importante es que tu ibas en un Vespino, y eso era lo fundamental.

La realidad es que cualquiera que a día de hoy tenga más de treinta y cinco años, es casi seguro que ha cabalgado a lomos de un Vespino en al menos una ocasión. Ya fuera tuyo o de un amigo, estuviera apagado o encendido, el Vespino es en España a la motocicleta lo el seiscientos a los coches. Casi un ombligo para todos los que vivimos de cerca la España de los ochenta.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Dani Castro

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información