Salud

Vivir Con Lupus

Vivir Con Lupus - Salud

Mi historia con el lupus es complicada, para empezar no tengo un diagnostico real. Cuándo fui al hospital por varios síntomas que me acongojaban, me hicieron muchos exámenes, el médico estaba seguro que se trataba de ello pero decidió mandarme un examen más para confirmarlo. Me hice el examen, el resultado era positivo, en los demás ámbitos de mi vida habían demasiados problemas (el cáncer de mi abuela, la desaparición de mi hermano, mala relación familiar, un noviazgo bastante tóxico, entre otras). Era demasiado para mí, así que enfrentarme a un diagnostico no era lo que yo quería.

Dejé pasar los días y cumplí la mayoría de edad, actualice mis datos en el seguro médico y con mi vida un poco más tranquila decidí ir al hospital, pero para mi sorpresa, la historia clínica había desaparecido al cambiar el documento. Tuve miedo de pasar por los mismos exámenes y decidí no insistir con el tema, al día de hoy aun tengo miedo de ello ya que los exámenes  son desgastantes y dolorosos.

Hasta ahora, tres años después, me cuido por mi misma a punta de vitamina y antiinflamatorios. Agradezco a la vida que el lupus aún no me ha generado daño grave en ningún órgano y  puedo continuar con mi vida. Para mí sigue siendo difícil hablar de éste tema, mi familia aún no lo sabe pero afortunadamente cuento con dos amigos incondicionales que me apoyan en cada paso que doy. Pero:

QUÉ ES EL LUPUS?

Es una enfermedad auto inmune que se ocasiona cuando los anticuerpos atacan tejido sano. No tiene cura, no es contagiosa, es diferente al cáncer (muchos los confunden) y sus síntomas varían en cada paciente. En mi caso, los síntomas son los siguientes:

DOLOR DE CABEZA: Aumenta cuando paso rato bajo el sol.

DOLOR MUSCULAR Y ARTICULAR: Permanente, aunque hay días que duele más.

FATIGA: Permanente, aunque en distintos niveles.

ALERGIAS: Me refiero a sus efectos en la piel, en mi caso me da piquiña en el cuello y parte de pecho y trocitos de piel empiezan a soltarse. Es incomodo y el ardor es insoportable.

FOTO-SENSIBILIDAD: La luz solar me lastima los ojos y me genera dolor de cabeza. Si bien antes ya odiaba asolearme, ahora no puedo salir sin sombrero o sombrilla, gafas y ropa que me cubra totalmente.

LAGUNAS MENTALES: Algunos le llaman “neblina lúpica” en mi caso, olvido muchas cosas a corto y largo plazo, lo que hice, lo que dije y lo que vi. Genera dificultad para estudiar, trabajar y establecer lazos con otras personas ya que incluso recordar un nombre cuesta mucho  trabajo.

ANSIEDAD: Aplica en muchos ámbitos, desordenes alimenticios, trastornos obsesivo compulsivos con el orden, la limpieza, los colores, etc.

DEPRESIÓN: No querer salir, creerse inútil, etc. No importa cuanto apoyo se reciba incluso una palabra me genera una recaída.

Y más o menos, en eso se resumen mis problemas de salud.

Finalmente, si conoces a alguien con lupus sé comprensivo (a), levantarnos cada día cuesta más trabajo del que parece. Si tienes lupus, te invito a leer mi próximo artículo en el cual escribiré como enfrento cada síntoma. Si tienen preguntas sobre el tema, respondo a todos los comentario.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Rouz Jaimes

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información