Salud

Weightless



Weightless - Salud

Weightless 
de Daniela Unda Charvel
 

UN KILO EN DOS DÍAS:

Desayuno: un café y una manzana cocida.

Almuerzo: dos zanahorias ralladas con limón (si eres PRO intenta solo una.)

Cena: media lechuga y un paquete de Salmas. 

Antes de dormir: una infusión de jengibre. 

Pro Ana 99: con una rutina de ejercicio logre bajar tres kilos. 

Skinny Mía: no pude completar la dieta, solo baje 400 gramos :(. 

La palabra anorexia esta formada con el prefijo griego “αν” [an] quiere decir “falta de” “ausencia de” que indica negación y por el termino [orexe] que significa “apetito” “deseo” y que se puede traducir como “inapetencia”.

“Anorexia» significados.com/anorexia/

Pro Ana 99 era una joven de quince años que parecía tener todo resuelto, venía de una familia aparentemente funcional; sus padres tenían la relación perfecta, una alta posición socioeconómica, la casa perfecta, la casa de fin de semana en las afueras de la ciudad también era perfecta, el Golden Retriever perfecto, tenía amigos casi igual de perfectos que ella, buenas calificaciones, su madre decía que todos sus pretendientes eran “los mejores partidos” y que agradeciera su fortuna, pues vaya que era la niña perfecta. 

En su familia la belleza en general, pero sobretodo la suya siempre fue idolatrada, como decía su abuelita “si eres bella, educada y tienes buenos modales en la mesa, lograras tener todo en la vida sin mucho esfuerzo.” Los padres de sus amigos bromeaban con casarla con sus hijos reafirmando su belleza, sus amigas la envidiaban, su hermana mayor estaba harta de ser comparada y señalada como la hermana “graciosa y con personalidad”. 

Todo cambio cuando cumplió doce años,  Pro Ana 99 comenzó a obsesionarse con el cuerpo de mujer adulta; le tenía miedo a los vellos en las axilas y en el pubis, miedo a tener un gran busto como el de su madre, y hasta le tenía miedo al cuerpo adulto del hombre; la calvicie, las erecciones, le tenía pavor cuerpo adulto en general y al pensar en esto se paralizaba y su miedo era tan fuerte que no la dejaba dormir, al punto donde solo quería desaparecer. 

Fue en ese momento cuando comenzó a buscar el cuerpo de niña, quería parar su desarrollo hasta que empezaran a verla como esta; buscaba un cuerpo no sexuado, no un cuerpo de modelo y mucho menos estaba conforme con la linda figura que todos decían que tenía, quería que su busto desapareciera, que sus piernas no tuvieran forma y que sus caderas fueran huesos con una pequeña capa de piel, quería un cuerpo enfermo que para muy pocos fuera considerado hermoso. En un principio bajo unos cuantos kilos, dos o tres y su familia solo le decía que se veía mejor, sin embargo, ni ella, ni la gente a su alrededor sabían que lo que quería estaba muy lejos de un cuerpo hermoso y que con el tiempo su sonrisa empezaría a desaparecer. 

Sus padres pensaban que tal vez era la etapa “fea” que toda joven tiene en la pubertad, y solo podían esperar que la sonrisa, así como el color de piel luminoso regresara y esta sombra gris que la seguía desapareciera, como decía su abuelita “a todas les pasa, es solo una etapa, cuando cumpla diecisiete años su belleza regresara.” 

Pero la obsesión se volvió tan fuerte que pesar 40 kilos no era suficiente, necesitaba más y más, se decía a si misma que pararía cuando llegara al hueso, pero este jamás llego, siempre había un poco más de grasa que quemar, un poco más de músculo que perder, un poco más de piel que esconder y algo más que la hiciera desconectarse hasta desaparecer, el bajar de peso fue solo el principio para manifestar su propio encadenamiento.

La palabra bulimia procede del latín que proviene del griego βουλιμία [bulimía] que se compone de [bus] “buey” y  [limós] “hambre” el significado es “hambre de buey» que se refiere a “mucha hambre.” 

“Bulimia”  significados.com/bulimia/

Skinny Mía era una joven de trece años con un cuerpo esbelto, nada fuera de lo común para su edad ni un peso que afectara su salud, era alta y con un busto grande para ser tan joven. Sin embargo, esto no era aceptable para su madre pues decía que solo quería evitar que su única hija fuera rechazada a lo largo de su vida y que pudiera casarse con alguien con dinero y no tener que preocuparse más que por tener las uñas arregladas; aunque no era una niña fea su peso la hacia menos bella y varonil, según su madre, pues no estaba muy interesada en su físico como una señorita debería de estarlo. 

Por un lado estaba la madre con una carrera en bienes raíces que a pesar de su reciente segundo divorcio mantenía la cabeza en alto y siempre la rondaban pretendientes exitosos, claro que esto no lo apreciaba y solo solía decir “si no hubiera perdido tanto tiempo con el mediocre de tu padre, viviría como reina sin mover un dedo” y dedicaba sus días a trabajar, salir, y hacer menos a su hija. Por el otro, estaba el padre; deprimido por su falta de trabajo que por lo tanto encontraba parejas inestables con las que terminaba al poco tiempo, esto lo dejaba sin ganas de hacer nada y aunque quería, no sólo no sabía, si no, no tenía ganas de intimar con su única hija. 

La pobre de Skinny Mía tenía que lidiar con una madre con exigencias irracionales, con un padre ausente y encima de todo, a pesar de las dietas que estaba obligada a seguir, los doctores que estaba forzada a atender y las sesiones semanales de acupuntura inexcusables, no podía bajar de peso.

Un día decidió que para lograr la aprobación de su madre y ganarse la atención de su padre tomaría cartas en el asunto; intento hacer dietas rígidas, hacer un poco más de ejercicio todos los días, pero a pesar de sus esfuerzos bajaba unos cuantos gramos un día y al otro los subía. 

La relación con sus padres así como su apariencia no cambiaba, fue ahí cuando comenzó su obsesión; pensaba que si se convertía en una “niña bonita” no solo encontraría el amor en su familia, si no en la escuela y donde quiera que fuera. Antes se veía como una joven normal y se preguntaba porque sus padres no la querían si era como todas las demás, pero un día la idea de que no merecía nada entro a apoderarse de su vida y en ese momento comenzó a sacar todo lo que comía, que aunque en realidad no lo sacaba de su cuerpo y solo la hacía sentir un poco mejor por un momento, la dejaba con un sentimiento de vacío que sólo la hacía comer más.  En lugar de bajar de peso, subió creando un daño permanente en su cuerpo, en su mente, y en su espíritu; que la dejó con un vacío tan grande que por más que comiera y comiera no se llenaría y el único momento de alivio que tenía donde podía desconectarse por completo eran unos minutos de rodillas con la cara pegada al borde del escusado. Esto sólo empeoro la relación con su madre y con su padre las cosas iban igual pero ya no quería verlo, pues se sentía más fea que nunca y no quería que su padre la viera así. Vivía con una culpa que la carcomía, con un vacío que la desconsolaba y con una soledad tan grande que la comida se convirtió en su mejor amigo, así como en su destrucción.

Obsesión

Del latín [obsessio] “asedio”

1. Perturbación anímica producida por una idea fija.

2. Idea fija o recurrente que condiciona una determinada actitud.

“obsesión” Real Academia Española, http://dle.rae.es/?id=Qp4ig6r 

DIETA DE LA MANZANA:

No es recomendable hacer esta dieta por más de cinco días. Consta de tres manzanas al día: una en el desayuno, otra en el almuerzo y la última ya sea en la cena o antes de dormir, como quieran tomarla: rallada, completa, partida, pero eso sí, debe ser sola. 

Pro Ana 99: esta desconectad(a).

Skinny Mía: esta desconectad(a).

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.27 - 15 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

[dearosa]

3 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información