Viajes y ocio

y me fui de playa

y me fui de playa - Viajes y ocio

y me dieron ganas de perderme..

cogí y metí la laptups  y el celular con el mundo de documentos

que estaba revisando en un cajón.

me di dos vueltas completas en la silla y me quede mirando

como la ciudad se despertaba en un frenesí de ir y venir,

pero lo que mas me gusto fue el azul del cielo ese cielo azul

que me recuerda el mar, y los dorados rayos del sol, una sonrisa

traviesa se asomo en mi cara y decidí perderme.

baje de dos en dos los escalones, 7 pisos son una odisea para subir

y bajar, pero con mi rebeldía del día ni cuenta me di cuando estuve

en el parqueadero.

cogí mi carro y deje que mi instinto me lleve a donde quise ir

cuando vi ese cielo azul como el mar y dorado por el sol, lo

bueno de conocer la ciudad es que puedes evitar el trafico y

salir a la libertad de tu ser.

lo bueno de ser el que maneja el carro es que puedes poner la

música que te gusta, sino, naranjas tibias, te toca oír de todo..

yo escogí dejar música disco de los 80, que buena decisión,

hora y media de viaje las alargue a casi 3 horas porque no me dio

por correr, mas bien me dio por ir mirándolo todo, eso es lo bueno

de las carreteras de ocho carriles,puedes ir despacio y nadie te molesta,

hasta que me dio hambre y recordé que hoy madrugue y mi musa

dormía cuando salí para el trabajo, pero no parare hasta llegar al mar

hoy me perderé del desayuno también, me encantan estos momentos

de rebeldía.

lo bueno de ir a la playa a curarse el alma, ja ja, que escribo, lo bueno

de ir a la playa es que desde que te estas acercando el aire salado

sale a recibirte y las olas del mar te saludan con su estruendoso chocar

en las rocas, me parqueo y me quedo mirando ese inmenso mar,

ver como los pescadores se afanan por salir y los que regresan son

escoltados por las gaviotas que pugnan por su desayuno antes del atardecer

es como una danza en armoniosa sincronía, de seguro nadie se ha fijado en

estos detalles y en los detalles, en los detalles esta lo mas importante.

me he escapado y en mi escapada he olvidado la ropa de playa, no importa

fuera zapatos y camiseta blanca, voy a meterme al mar así sea que al

pantalón le recoja las patas…

la arena quema corre, corre, corre al agua..ja ja parezco loco, pero quien

no me dirá que la rebeldía a veces es medio loca y no ve mañana, ni vive

de apariencia o le importa de otros la opinión.

una ola me sorprende y me tira de espaldas, que buena forma de despertar

que buena forma de curarse el alma, que buena forma de rebelarse de la rutina

de cada mañana..

me pasare un rato antes de ir a comer y después iré a caminar por la playa, a ver si

encuentro nuevas conchas de colores para mi colección, que bien se siente cambiar

la rutina, disfrutar la vida y tomarse un sorbo de calma, que bien se ven las olas,

que poderoso se escucha el mar…y esta brisa,

esta brisa que invita a regresar, que invita a vivir cerca del mar

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

david ronquillo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.