Política

Y se llaman socialistas



Y se llaman socialistas - Política

Dice José Luis Ábalos que prefiere un pacto de investidura del PSOE con Ciudadanos antes que con partidos independentistas. Con estas palabras el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE se desmarca de aquellos que permitieron con su apoyo en la moción de censura que
Pedro Sánchez llegara a la Moncloa: Podemos y ERC.
«Si nos tuviera que apoyar Ciudadanos, bienvenido su apoyo.», decía Ábalos en una entrevista concedida para el periódico El Español.
¡Qué vergüenza que un partido en teoría progresista renuncie a garantizar los derechos sociales, la dignidad de los trabajadores y la garantía de las libertades públicas! ¡Qué manera de burlarse de los votantes de izquierdas!
Enemigos del socialismo verdadero es lo que son estos reconvertidos, forajidos de los derechos de la clase obrera y las masas trabajadoras en su lucha contra la burguesía. Interesados y mayordomos de la derecha que propagan infatigablemente mentiras creadas para desestabilizar al conjunto del pueblo español y enfrentarlo. Constitucionalistas se denominan. ¿Acaso no lo son todos los que conforman el hemiciclo? Ahora resulta que para estos falsos progres la lucha social no tiene más razón de ser, que una polémica absurda y caduca sin mayor fundamento. Está claro que estos seudosocialistas sólo se preocupan en ocultar su abandono de la teoría del socialismo auténtico. Con esta postura, ¿qué mensaje nos envían? La trama de un engaño que sirve únicamente para disimular su actividad subordinada en beneficio de las clases explotadoras.
Está muy claro, la política del PSOE demuestra una sumisión en beneficio de las derechas y en detrimento de la clase obrera.
Me siento defraudado, no sé si Sánchez es un cobarde a las órdenes de la vieja guardia felipista, o un mentiroso que para llegar a la presidencia ha engañado y utilizado a las fuerzas renovadoras que con ilusión le apoyaron. Pero es cierto que hoy por hoy parece que luchan contra la ciencia y la razón, y niegan la dialéctica y las leyes para el desarrollo social. Así pues, los nuevos reaccionarios socialistas de derecha actúan como defensores activos del capitalismo, como enemigos intransigentes del proletariado. Una vergüenza.

Parece que la derecha les ha inoculado con éxito esa creencia de que todo lo que venga de la izquierda es completamente inviable y utópico. Se suman a la idea de la imagen del político cultivado y aseado que diría VOX, y se apartan de la izquierda descuidada que representa Podemos. Sin duda el no llevar corbata en una intervención parlamentaria resta seriedad y credibilidad. Parece que el oligarca de González, maestresala de la élite, ha olvidado ya su raída chaqueta de pana.

No hay peor farsante que aquel que se llena la boca con frases grandilocuentes sobre la tolerancia, el respeto y las garantías sociales, que aboga por la regeneración de la clase política, que rechaza la corrupción, que se define como paladín del pueblo, Pero que a la hora de la verdad, le invade el miedo cuando otro partido del espectro de izquierdas propone políticas alternativas a esas que ya se sabe que han fracasado.
En fin, este es el Partido Socialista español hoy, un renegado, un asustadizo advenedizo del progreso y la modernidad democrática. Un lacayo de la corona y las élites. Un fraude.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.58 - 12 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

4 comentarios

  • El tema es que todo esto tiene que ver con el independentismo catalán y su vía unilateral, y por supuesto la respuesta del Estado. La izquierda ha ido a remolque del empuje de partidos como el PP o Ciudadanos, muy cómodos en estas lides. Date cuenta que el partido de Albert Rivera surge en 2006 del problema catalán. Cuando la discusión pública ocupa casi en exclusividad el tema España y sus amenazas; lógicamente la izquierda lo pasa realmente mal. Y esto repercute en el electorado. Pero si encima escuchamos declaraciones del PSOE sobre posible acuerdo con la derecha de Cs, entonces ya, la desafección es contundente.

    10
  • Aircrag, cómo estás amigo. Realmente, considero, que estos parásitos izquierdistas, no son más que burgueses disfrazados de socialistas o comunistas. Aquí, en América Latina, podemos observar a las dictaduras de Venezuela y Nicaragua o los del FRENTE, en mi país, El Salvador. Todas estas ratas comienzan atacando a los gobiernos de derecha, pero, cuando llegan al poder, se hacen más burgueses, pues la riqueza y el poder los deslumbra. Bueno, hasta un próximo artículo. Feliz noche.

    • El debate sobre qué izquierda se precisa es arduo. Lo que está claro es que necesitamos un izquierda reformista, que pase de la teoría a la práctica. La izquierda, para ser opción de poder, debe concretar la unidad sin hegemonismos ni exclusiones entre una misma ideología, evidentemente bajo un programa común para fortalecer la democracia y las necesidades sociales y abandonar toda sumisión al régimen dominante. Esta izquierda idónea debe luchar eficazmente contra las políticas neoliberales. Y como tú dices, amigo Sergitus, no convertirse en derecha cuando alcanzan los objetivos de poder.

      10

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.