Sin categorizar

Y Si El Oxígeno Es Un Veneno Que Nos Mata En 80 Años?

El oxígeno
Nos da vida hasta donde sabemos no podemos vivir sin el, pero en realidad es tan bueno? Se descubierto que respirar es lo que hace que envejescamos ya que al respirar estamos metiendo aire contaminado, y lo cual mata células que no se vuelven a procrear
Y si el oxígeno es un veneno que tarda 80 años en matarnos?
Y es irónico porque igual si no respiramos, morirías en el instante o máximo en un par de segundos de la persona, es un destino del cual no podemos evitarlo, por lo cual los deportistas al hacer una actividad física, respiran mucho más que una persona normal, se desgastan mas, botan más minerales y sustancias importantes para la vida, es por eso que los futbolistas, los jugadores de basquetbol, los nadadores, ciclistas etc
Pero si no nos vemos nuestra sangre también presentaría problemas de circulación, es como un laberinto sin salida,
Tenemos tantos problemas en la vida diaria que nos damos cuenta cuando se nos pasa la vida, estamos tan ocupados con nuestro trabajo, con las diversiones y placeres que nos ofrecen la vida que no tenemos tiempo para darnos tiempo a nuestra vida
No tenemos tiempo para meditar pero si para hacer fiesta
No tenemos tiempo para leer pero si para poner la música hasta que reviente el tímpano de nuestros oídos
No tenemos tiempos para los que nos quieren, pero si para quien en realidad no nos quieres
La vida se va rápido aprovecha que cada segundo vale oro, pero desgraciadamente estamos tan preocupado en otras cosas y no te das que te estás matando poco a poco, tú puedes lograr lo que quieras pero si así lo quieres, si no aunque Jesús quiera, porque Dios dice ayudate que yo ayudaré, el oxígeno es como para nosotros la droga a un drogadicto, si no la consumismo morimos, pero igual si la consumismo más adelante nos pasará factura.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

King Fernando

Deja un comentario