Anuncios
Salud

Ya Ha Llegado El Alemán

Ya Ha Llegado El Alemán - Salud

Este artículo está dedicado a Marta Barceló, autora de “Antes de que llegue el Alemán” y a Ángela Femenías, vivo retrato de su protagonista.

 

Mi abuela tiene Alzheimer.

Hoy en día esta enfermedad está de moda. Siempre que se lo digo a alguien, con un dolor infinito en mi corazón, mi receptor me contesta “¡Ah!, la mía también, no te preocupes”. Se ha hecho tanta publicidad de esta enfermedad, de los avances médicos, de los programas que recaudan dinero para seguir investigando… se ha asumido tanto esta enfermedad que hasta que no tienes una persona delante que la padece, alguien que signifique algo para ti…, hasta ese momento no la asumes de verdad.

Yo no debería decir “mi abuela tiene Alzheimer”, sino que, para que os hagáis una idea, debería decir “mi abuela aún sigue a mi lado, con Alzheimer”.

Mi abuela vivió en sus carnes esta enfermedad incrustrada en la cabeza de su madre. Vio cómo poco a poco se fue deteriorando hasta pensar que su nieto era su novio y que su hija era su madre. Vio cómo los recuerdos la atenazaban de forma vívida, convertiéndola de nuevo en una niña de doce años que pedía salir de su casa para ir a enterrar a su perro, quien murió atropellado por ese carro que iba demasiado rápido, que luchaba contra mi abuela por salir a ayudar a su madre, que le había pedido ayuda cuarenta años atrás para subir unos cubos de agua a su casa.

Antes de morir, y sólo antes, revisó todos los rostros compungidos de su familia, presentes en el hospital, y sólo en ese momento pensaron que el Alzheimer remitía, pero que su hora llegaba. Una hora después, murió.

Mi abuela ya vivió el Alzheimer. Sabe lo que le ocurrirá. Tiene miedo. Y sólo quiere morir.

Todas las medicaciones que le dan sólo empeoran su estado de ánimo y la alentan a lanzarse por el balcón. Al fin y al cabo, lo único que quiere es no molestar a los demás. Porque sabe que un día verá las caras de su familia y no recordará nada.

Lo único que recordará será la imagen de una mujer llorando en un hospital viendo cómo su madre, después de cinco años olvidando a su familia, murió sintiéndose sola.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Livia Andersen

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información