Salud

Ya No Te Necesito. Te Superé.

Ya No Te Necesito. Te Superé. - Salud

En algún momento de tu vida, ya sea más tarde o más temprano, te encontrarás en el camino con gente que creías que sí pero luego no. Me refiero a la gente tóxica, parejas tóxica o amistades tóxicas. Si te encuentras en un momento difícil de tu vida y decides aferrarte a esta persona que sabes de sobra que no te conviene pero que tus ojos y tu corazón aún no son capaces de visibilizar, tengo una buena noticia para ti. Hay salida.

Para referirme a gente tóxica de manera general, me refiero a gente con cero empatía que en algún momento creerás que la tiene pero luego volverás a caer en lo mismo. Gente que solo le importa su ombligo, que practican abiertamente la teoría del yoismo y que son incapaces de ponerse en la piel del otro. Aléjate de esas personas. Aléjate ya. NO TE VAN A HACER NINGÚN BIEN.

Conocí a Laura el año pasado justo cuando mi vida no pasaba por el mejor momento y me aferré a ella como un clavo ardiendo. Laura, que desde primer momento me había confesado su poliamorosidad y que yo acepté sin ningún problema, se fue volviendo cada día más tóxica para mí. Seguramente para ella sólo fui un rollo de verano pero yo caí tanto en sus redes que acabé enamorándome de ella. Me tuvo ahí cuando se fue a trabajar a otra ciudad y no tenía nadie con quien hablar. Todos los días eran llamadas, palabras de amor, promesas que luego se convirtieron en mentira, una tras otra. Acepté su poliamorosidad, pero no acepté que cada día que pasara nos fuéramos uniendo más hasta el punto de confesarme que se estaba enamorando de mi. Un día que yo necesitaba hablar la llamé. Me dijo que estaba ocupada.

Laura volvió a la ciudad y pasaron dos semanas hasta que supe de ella. No soy una persona exigente, me mandaba mensajes cuando ella quería, a veces contestaba a los cuatro días y a veces no contestaba. Me llamaba cuando quería mientras estaba fuera y yo siempre estaba disponible para ella. Cuando ella volvió a la ciudad se acabaron las llamadas y los mensajes, y las promesas. Volvió a su rutina, a sus muchos otros amores, a veces quedábamos , me volvía a decir cosas bonitas para engatusarme. Recuerdo que un día discutimos porque ella quería que le presentara a mis amigos como mi novia. Yo no sabía que decir, porque yo la quería a ella como pareja, pero dejé de aceptar que ella siguiera acostándose con otras personas a pesar de todo lo que me decía a mi. No concebía que una persona pudiera sentir eso hacia dos o tres personas a la vez. Lo siento.

Fueron pasando los días, quedando cuando ella quería. Íbamos de la mano por la calle, nos besábamos, hacíamos cosas juntas, como una pareja. Ella me dijo que no hacía eso con nadie más, que yo era especial. Otra mentira. Al tiempo me confesó que se seguía acostando con su otra “pareja”. Y ese día terminó todo. Terminó porque yo no entendía como una persona podía decirme aquellas cosas y seguir otra relación por otro lado. Otra u otras relaciones. Yo no quise preguntar más y le dije que necesitaba tiempo.

Tonta de mí, le escribía para ver si nos podíamos ver y poder hablar las cosas y lo que yo había pensado. Me ignoró. Pasó más de un mes sin saber de ella. No sabía si estábamos peleadas o no. Yo no paraba de llorar, de buscar apoyo en mis amigos que me decían una y otra vez que no me convenía, que no le importaba. Apenas comía y dormía. Baje 6 kilos de peso durante esa época y a veces faltaba a trabajar porque se me habían quitado las ganas de vivir. Laura apareció de nuevo al mes y medio de aquella “discusión”. Quería volver a quedar y yo decidida a soltarle todo como me había sentido y dispuesta a poner pautas y barreras. Quedamos y le dije todo lo que tenía dentro. Ella no habló , sólo escuchó y lloró. Decía que lo sentía, que no quería hacerme nunca daño y que era una de las mejores personas que había conocido. Le recriminé que sólo quedábamos cuando le apetecía, que me llamaba cuando quería y que me ignoraba también cuando quería. Seguimos quedando pero como amigas. Un día la invité a casa porque el tiempo no acompañaba en un frío invierno sueco y al entrar por la puerta me plantó un beso. Lo único que dijo, perdón la costumbre.

Volví a caer. Me dijo si quería esto o no. Que ella iba a seguir viéndose con otras personas. Mi cabeza aún no comprendía entonces por qué me dijo todas aquellas cosas antes y yo no me atreví a preguntárselas. El 15 de Noviembre fue el último día que la vi. Viajé a España a causa de una operación y tuve que quedarme allí un mes y medio que tardé en recuperarme. Los primeros días después de la operación me preguntaba cómo estaba. Yo la notaba distante, ella siempre se ponía distante cuando yo tenía que viajar. Discutimos de nuevo y dije hasta aquí hemos llegado. A finales de Noviembre dejé de hablar con ella y me juré que nunca más lo haría. Fueron los peores meses de mi vida pero por suerte estuve cerca de los míos y pude recuperarme. Laura me había roto mentalmente. Durante esa época y evitando no pensar en ella, conocí a María la que es ahora mi actual pareja. María me ayudó a salir de ese infierno y me enseñó a quererme a mi misma. No sabía quererme a mi misma pero ella me enseño y me dio los mejores consejos que me han podido dar. “La amistad y el amor no se mendigan. Se corresponden”. A partir de ese momento María cambió mi vida para siempre y doy las gracias cada día.

Laura volvió a aparecer en Junio. 7 meses después recibí un mensaje. Sólo quería saber si estaba bien. Nunca le contesté. Lo había superado. Y ahora soy feliz.

Alejaos de aquellas personas que sabéis que no os hacen bien porque mientras estáis en ese abismo de oscuridad os estáis perdiendo otras cosas preciosas de la vida que si necesitan de tu tiempo. Y sobre todo no os dejéis manipular por nadie. No fuerces nada. Las cosas buenas fluyen solas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.83 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Muflon

2 comentarios

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información