Sociedad

Yihadismo

Patrocinado


Yihadismo - Sociedad

Según el diccionario de la real academia de la lengua española, el yihadismo, el cual se debe pronunciar con una h aspirada, es toda corriente o grupo de origen occidental de carácter violento y cuyos miembros están llamados como radicales del islam. Para promover la palabra y darse a conocer y respetar, estos grupos hacen barbaridades tales como asesinatos públicos los cuales graban y mandan a otros países, la instrucción de niños para el combate convirtiéndoles en asesinos, y sus masivos atentados que se llevan grandes cifras de vidas inocentes.

Este término proviene de la llamada yihad, la cual es la llamada guerra santa para sus seguidores. Al ser movimientos islámicos, todos los asesinatos son en el nombre del dios musulmán, Alá. Pero como todo en la religión, a esta se le puede dar varias interpretaciones. Esta una primera interpretación, acuñada por la mayoría de los religiosos islamistas, que es la de una yihad mayor, la cual es pacifista o no incita el odio. Esta consiste en la autorrealización de cualquier musulmán para convertirse en un buen seguidor, hermano y marido.

Pero lamentablemente, el mundo solo conoce la otra cara de la yihad, la yihad menor, la cual implica el odio a cualquier persona que no acepte esta religión como legitima y la defensa de su señor, ante todo. Esta segunda rama es la causante de todos los atentados yihadistas que conocemos y que tantas vidas llevan por delante.

Algunos de los grandes atentados terroristas que han pasado a la historia y que tiñen a la religión musulmana, dando a prejuicios, son los atentados ocurridos en las torres gemelas el 11 de septiembre, o los 3 atentados en 3 estaciones distintas de Madrid el 11 de marzo. Pero esto son solo dos de las barbaridades que este tipo de grupos hace, ya que fuera de los atentados más conocidos que ocurren en Europa, diariamente existen atentados en sus tierras de origen al cual desgraciadamente damos poca importancia.


4.50 - 2 votos

Patrocinado

Acerca del autor

Vidales

Deja un comentario