Literatura

Yo, la causante de todo



Yo, la causante de todo - Literatura

Así me dijo alguien al culminar una relación fulgurante, intensa, rápida, efímera, fugaz… Y se dio a la fuga. No toleró mis preguntas, mis dolencias, mis duelos, mis dolores, mis inseguridades, tal vez….

El malentendido, fuente estructural y estructurante de todo discurso humano, del ser hablante, puede causar estragos cuando se lo mal utiliza.

Lamentablemente muchos lo hacen, no sólo los canallas, quien tiene armadas muchas corazas y armaduras, también.

Tal vez por sus propios duelos, dolores, desventuras, fracasos…

Pero…. Yo, la peor de todas, la causante de todo… Como si se pudiera!

Ni del nazismo puede decirse que Hitler, más allá o más acá de todo pueda haber sido él solo, el causante de todo el holocausto del pueblo judío, y eso, hasta un judío no me lo desmentiría.

«Yo, la peor de todas», es el título de una película que cuenta la historia de Sor Juana Inés de la Cruz, que tuvo que hacerse pasar por un hombre para poder acceder a una universidad, a las letras, a la lectura y a la escritura.

Fue quien escribió, por ejemplo:

«Hombres necios, que acusás a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpás… (….) Porque quién es más culpable en todo caso?: el que peca por la paga o el que paga por pecar?»….

Pedir tiempo y distancia después de haber sido todo tan rápido, es como algo incongruente, comenzar al revés, primero todo, luego el tiempo y la distancia, en vez de haber sido: primero tiempo y distancia y acercamiento gradual, conocimiento, prudencia, respeto, y otras virtudes, aunque sepamos que nunca hay garantías…

Decir por un lado ¿Qué puedo hacer para hacerte más feliz?, decime todo lo que te moleste, no te guardes nada, sacate todas las dudas, preguntame lo que quieras, y por otro lado, enfadarse por pequeñas cosas, tener sed de venganza, ofuscarse ante preguntas lógicas de una mujer a su hombre…

Pero…. Volvemos a la re-negación: «Vos, la causante de todo»; «Yo, la causante de todo»…. Qué poder! Juro que si lo tuviera, lo usarpia para otras cosas: para dar lo mejor de mí siempre, no lo peor, y a todos, sin distinción… Sin rechazos… Lo usaría para hacer el bien y no el mal, para un bienestar y un biendecir, para todos y todas… Para dar una mano a tantos compañeros que en este momento lo necesitan, para usar mi fuerza y mi coraje para lograr que mi hermana se levante de esa cama y quiera volver a charlar, a sonreír, a contar anécdotas familiares y personales, que volviera a viajar con mi cuñado por el mundo, que volviera a llegar a casa para tomarse un té o unos mates, ahora con café, mi última adquisición….

Lo usaría, a ese poder de lo peor, de la causante de… como causa de deseo, de motor, de transferencia…de amor.

Que no sé amar, me dijeron…(?)… Cuando a causa del amor o de los malos amores sufrí siempre tanto… Tanto, que a mi síntoma, mi Sinthome, en términos lacanianos, lo cifré y le puse un nombre: AMOR, JUSTAMENTE, LO QUE SUPUESTAMENTE NO TENGO O NO SÉ HACER O DAR…

Cuando estamos frente a un desconocido que creemos conocer de toda la vida, cuando enseguida abrimos las puertas de nuestra casa, de nuestra vida, de nuestro corazón, de nuestra historia, quiero decirles, con amor, que se cuiden. Cuídense de esto, aunque suene a Perogrullo, aunque sea muy racional para algunas cosas, la emoción esta vez me pudo, y cedí, caí, una vez más.

Repetición, re-petición, volver a pedir, pedidos, demandas, de amor, don de amor… No de otras cosas, ni de una valija para una supuesta luna de miel (que en realidad hubiera sido de Hiel), ni un viaje a Brasil, ni un viaje en colectivo ni en avión, ni una casa frente al mar en un bello puerto de pescadores…

Ilusiones, delirios, delirios de grandeza, dar lástima, tener problemas, un trabajo indigno, incómodo, desajustes económicos, sociales, de pareja, de familia, de madres, de padres, de hermanos, de hijos,… y esto para una mujer, es terrible… Quiere ver a su hombre bien, ayudarlo, darle todo, acompañarlo, seguirlo, codo a codo, y a la vez tener alas para volar, cada uno en lo suyo, más acá o más allá de las diferencias narcisistas, de los enconos idiotas de una convivencia, que puede ser bella, hermosa…. Pero (otra vez la re-negación): «Vos, la causante de todo»… CausANTE DEL DESEO, Y DEL GOCE TAMBIÉN?

«YO, LA CAUSANTE DE TODO»_De lo bueno y de lo malo, del dios y del demonio, como diosa y reina y como demonia, plebeya, loca, densa, intensa….

Cosas de la vida, cosas del amor, de los enamoramientos, de los tiempos y de las distancias… El problema es ser deseante, desear desear, desear amar, desear cuidar, contener, ser y hacer feliz al otro y serlo también.

Ahora resulta que fue lo peor….

Sorpresas que da la vida. Me gustaría tener más sentido del humor, que no es que no lo tenga, me gustaría saber qué chiste haría Tutte en esta historia.

Loca historia de amor. Nacida en un verano, muerta en ése mismo otoño. Treinta?, Cuarenta? días de amor, de pasión, de lujuria y de ternura, caricias, cariño, proyectos, promesas a futuro.

Demasiado bello para ser real. Qué pena!, no?

Triste, pero hay que seguir, y confiar, y sanar heridas, lastimaduras, daños, desilusiones, volver a atraer la libido concentrada en ese lazo libidinal. Reservorio de libido, de ilusiones, de pérdidas y de transformaciones. Sólo queda sublimar, y espero que, desde una causa de deseo y no de goce. Yo, la causante de todo, trataré de poner la libido en amar, trabajar y gozar del mejor modo posible. Ser causa de deseo, motor, y transformar la nostalgia, los recuerdos, en una elaboración, que ayude a no repetir. A no volver a pedir algo a quien no lo puede dar ni lo merece.

Dar lo que no se tiene a alguien que no lo es, una de las definiciones del amor, de Lacan.

El amor como contingencia, no como necesidad; lo posible, no lo imposible…

Lógicas de la vida amorosa….

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

patricia berra

2 comentarios

  • ¡Hermoso!
    Me encantará leerte de nuevo en algún futuro. Tantas cosas con las que me siento identificado y básicamente una nula vida romántica, por ahora. Me dejas con algo para pensar y repensar en cuanto a algo que me importa tantísimo, el amor.
    ¡Te dejo mi abrazo y te deseo lo mejor en tu camino y tu proceso!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.