Recetas

Yogur De Chocolate… ¿te Enseño Cómo?

Yogur De Chocolate… ¿te Enseño Cómo? - Recetas

Durante años, mientras recorría las interminables góndolas de los supermercados, me preguntaba por qué los fabricantes de lácteos no vendían yogur de chocolate. A medida que el shampoo que mejor hacía lucir mi cabello quedaba discontinuado, destino que compartieron los budines comerciales que más me gustaron en la vida y un intento fallido de mousse de yogur de una reconocida marca, me fui dando cuenta de que lo que a mí me hacía bien y me apetecía, no lograba el mismo efecto con la mayoría de las personas. Por eso los productos iban desapareciendo, devolviéndome a un estado de cabello pajizo y tardes con los budines de siempre… de esos que son dulces pero tienen un dejo de salado cuyo sentido jamás encontré.

Días atrás decidí probar hacer un yogur de chocolate y ver si era tan malo… respuesta que no ha logrado equilibrarse. En mi círculo familiar y de amistades, expresiones de desconcierto, caras de júbilo, «me gusta un poquito sí y un poquito no» por parte de los más pequeños, no llegaron a un consenso determinado. Por ahora, cincuenta y cincuenta el yogur de chocolate se intenta abrir paso hacia los diversos paladares. Sin embargo, me he dado cuenta de que no sería una buena idea lanzarlo al mercado con la intención de llenarme los bolsillos de dinero. Por eso, solo decidí compartir humildemente su receta contigo para que decidas de qué parte de los cincuenta te inclinas.

Yogur de chocolate – una receta exclusiva para paladares negros

Antes de hacer tu yogur de chocolate, debes hacer el de vainilla. Para ello necesitas:

2 litros de leche

1/4 litro de yogur (no bebible, sino yogur espeso)

500 gramos de azúcar

4 cucharaditas de vainilla

Pon a hervir los dos litros de leche con el azúcar, cuando rompe el hervor, apagas el fuego y dejas temperaturizar la mezcla. Una vez tibia, le agregas la vainilla y el yogur. Mezclas bien y le agregas doce cucharadas soperas de cacao. Puede ser cocoa o cacao súper amargo. Personalmente yo me inclino por una marca clásica de cacao que contiene un poquitín de azúcar.  Vuelve a mezclar bien.

Ahora vierte el contenido en un tupper y tápalo de forma hermética. Llévalo dentro de un placard o del horno (apagado, claro), la idea es que no le dé la luz.

El resto se hace solo en unas seis horas, pero siempre depende de la época del año y de la temperatura. Debes irlo vigilando. Cuando lo mueves y la consistencia es como la de un flan blando, ¡tu yogur de chocolate esta listo!

A la heladera y a disfrutarlo delante del televisor. Es una excelente opción antes que lanzarte a las fauces de la comida con grasas trans.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

1.57 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Lorena Tercon Arbiza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información